EL VASO MEDIO LLENO

Tenemos mucha suerte, muchísima., somos muy afortunados.

De esto nos dimos cuenta Paloma y yo hace muchos años, más de 9, en ese momento estábamos tremendamente despistados, preocupados y desconcertados con Gonzalo, nadie nos decía como debíamos actuar con él, no teníamos unas pautas y a veces nos sentíamos realmente solos y tristes.

Teníamos cita en el CRENA, (Centro de Recursos de Educación Especial de Navarra), acudíamos con la intención de pedir más ‘recursos’  para el Colegio de Gonzalo, eran muy escasos. Estábamos esperando a que nos recibieran cuando empezaron a llegar   pequeños autobuses con niños, eran las 0830 de la mañana y hora de entrada al Colegio que está situado debajo de este organismo, enseguida comenzaron a entrar niños acompañados de adultos con discapacidades severas.

Nuestra situación real no había variado en esos 10 minutos, pero os puedo garantizar que mentalmente cambiamos, comenzamos a enfocar de otra manera nuestra realidad, comenzamos a ver el vaso medio lleno.

 

Gonzalo Bañón , padre.

23 de Octubre de 2015

1 comentario

Responder a Leyre Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies